miércoles, 8 de septiembre de 2010

Chamaerops Humilis (Palmito)


Taxonomía
Reino: Plantae / Subreino: Tracheobionta / División: Magnoliophyta / Clase: Liliopsida / Subclase: Commelinidae / Orden: Arecales / Familia: Palmae / Género: Chamaerops

Descripción
El palmito, haciendo honor a su nombre de palmera enana, es normalmente un pequeño arbusto que echa numerosos retoños achaparrados, cuyos troncos son cortos y gruesos, algo más estrechos hacia la punta, en forma cónica; pero cuando no lo corta el hombre y se cría en suelos buenos, lo mismo que cuando se cultiva, se puede convertir en un pequeño arbolito con el tronco columnar, indiviso, de hasta 3 ó 4 m de altura, y a veces aún mayor. El tronco está cubierto de un fieltro formado por fibras y restos de la base de las hojas viejas, que a veces se mantiene mucho tiempo después de secarse. Las hojas forman un penacho terminal, y son muy grandes, con un largo peciolo leñoso y comprimido, armado de fuertes espinas, y la lámina en forma de abanico, plegada a lo largo de los nervios, que se abre al desplegarse en numerosos segmentos de disposición palmeada, cada uno formado como por dos mitades acintadas unidas como la quilla de un barco. Las flores son unisexuales, y nacen las de cada sexo en plantas diferentes, formando panículas ramosas protegidas por grandes brácteas, denominadas espatas, gruesas o correosas, de color verdoso, amarillento o blanquecino, que suelen tener el margen con alguna borra lanosa. Las flores son pequeñas, con una envuelta de 6 piezas amarillentas; las masculinas con 6 estambres de filamentos cortos y anchos, y las femeninas con el pistilo formado por tres carpelos libres, cada uno de los cuales origina una baya (dátil) ovoide, de 8-45 mm, pardo-rojiza en la madurez, que se denomina popularmente palmiche o dátil de zorra.

Distribución
En la región mediterránea occidental. Además de en las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza, se extiende por todas las provincias costeras, desde Cataluña (Ampurdán) hasta cerca de la desembocadura del Tajo, penetrando hacia el interior por el valle del Guadalquivir.


Florece
En primavera, de marzo a mayo.

Se cría
En las colinas, laderas y barrancos secos y soleados, principalmente en las regiones costeras o próximas a la costa, desde los pedregales marítimos hasta cerca de los 1000 m de altitud, donde ya le afectan las heladas.

Observaciones
Es la única palmera autóctona de Europa.

Fuente: Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares, Ginés López, Ediciones Mundi-Prensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada